HUESCA

Datos del Pueblo

Tella Sin

Pueblo

Tella-Sin

Municipio

Tella-Sin / Comarca: Sobrarbe

Provincia

Huesca

Comunidad

Aragon

Habt. / Ine 2005

290

 

Ayuntamiento

Dirección

Avenida de Aínsa, 22

Código postal

22364

Teléfono

974505093

Fax

974504090

Oficina Turismo

974504089 en verano

Web Oficial

Tella-Sin en la Bal de Chistau o Valle de Gistain

Web de Interés

Tella Sin

E-mail municipio

aytotellasin@aragon.es
 

De la fuente mana agua de excelente calidad. Delante de ella se levanta un edificio aspillerado, con carácter defensivo, es del siglo XVI-XVII y dicen que el más antiguo del pueblo. Agrupa a Arinzué, Badaín, Cortalaviña, Hospital de Tella, Lafortunada, Estaroniello, Lamiana, Larinzué, Mirabal, San Marcial, Revilla, Salinas de Sin, Sin y Tella.

La Bal de Chistau (Valle de Chistau) se extiende por la cuenta del río Cinqueta, (afluente del río Cinca), entre altas cumbres de más de 3.000 m. Limitado por Bachimala, Punta Suelza, Cotiella y Posets (Llardana), ofrece una gran variedad de paisajes. Praderas, bosques y riscos ocupan este territorio lleno de peculiaridades. Sus pueblos han conservado en buen estado la arquitectura pirenaica de montaña que tanto les caracteriza: estrechas y empinadas calles, casas de piedra, tejados de pizarra, puertas de madera con tejadillos también de pizarra que abren a patios empedrados, torres y ventanas labradas en las casas fuertes. sus gentes, comparten hoy día la ganadería tradicional con el turismo rural y de montaña.

Antiguamente, el pequeño pueblo de Badaín era la puerta de entrada al valle. Desde allí partía el camino que, a través de Saravillo, llevaba a Plan. Otra ruta de entrada al valle era desde Salinas por los pueblos de la Comuna (Sin, Serveto y Señes). Desde mediados del siglo pasado, el trazado de la carretera junto al río Cinqueta, descubre un valle pleno de belleza y unas gentes con personalidad propia que conservan su propia lengua, el chistabín y sus costumbres.

La Cueva de los Osos es el yacimiento de osos cavernarios más alto de la península, indicando el retroceso y quizás la extinción de los mismos, hace 17.000 años, causadas por el cambio de clima, la introducción de nuevas especies o la presencia del ser humano.
Recorriendo el interior de la cueva se descubren las curiosas formaciones de estalactitas y estalagmitas propias de las formaciones calizas, con infinidad de formas y colores, resaltados con una iluminación adecuada

Licencia de Creative Commons Licencia Gnu Sosua