HUESCA

Datos del Pueblo

Huesca

Pueblo

HUESCA

Municipio

Huesca / Comarca: Hoya de Huesca / Plana de Uesca

Provincia

Huesca

Comunidad

Aragon

Habt. / Ine 2005

49819 capital y area metropolitana

 

Ayuntamiento

Dirección

Plaza de la Catedral S/N

Código postal

22002

Teléfono

974292100

Fax

974224163

Oficina Turismo

974292170

Web Oficial

Huesca

Diputacion de Huesca

Web de Interés

La Magia de Huesca

Huesca, la ciudad y sus pueblos

E-mail municipio

correo electrónico
 

INTRODUCCION: (OFICINA DE TURISMO WEB)

Paseando por Huesca

Alrededor de 50.000 personas residen en la ciudad, a las que hay que unir la población del resto de pueblos que forman el municipio, Apiés, Banariés, Bellestar del Flumen, Buñales, Cuarte, Fornillos de Apiés, Huerrios y Tabernas de Isuela.

Huesca conserva el tesoro de su historia milenaria, en calles, restos arqueológicos, edificios.… desde que acogió al hombre en era remota hasta hoy. De su esplendor nos habla la ibera Olscan o Bolscan, sobre el actual Casco Antiguo, que acuñó las monedas con el jinete que es escudo oscense, y la romana Osca, cuna de San Lorenzo y capital del estado de Quinto Sertorio, que alumbró la primera "Universidad". Las estrechas calles, entre murallas, dan idea de aquel trazado urbano.

Los visigodos, de escasa huella, fueron dominados por los musulmanes, que levantaron las actuales murallas, hostigados por guerreros del norte, como Roldán, cuyo "salto" preside la Hoya. El pirenaico Aragón asedió Wasqa hasta rendirla con "ayuda" de San Jorge.

La ciudad medieval fue corte real en el palacio (hoy Museo) donde "sonó" la famosa Campana de Huesca, cuyo protagonista fue Ramiro el Monje.
Al tiempo que se construía la Catedral, fue creada la Universidad de Huesca (1354, suprimida en 1845) en época de epidemias y milagros (Santo Cristo). Recobrada la pujanza oscense, se construyeron grandes edificios: Ayuntamiento, San Lorenzo, San Vicente, Santo Domingo,…

Fachada principal catedral de Huesca


Del XVII conservamos el legado de los Lastanosa, mecenas de Baltasar Gracián, cuyo 400 aniversario cumplimos. En el XIX, Huesca se convirtió en capital provincial y se abrió al progreso del ferrocarril (1864) luego internacional (Canfranc,1928) hasta alcanzar un siglo XX que definió la actual ciudad: Coso, Porches, Casino…

En Huesca se pueden hallar muestras artísticas de todas las épocas y estilos, románico en San Pedro el Viejo, San Miguel, gótico en la Catedral, renacentista en su retablo y en el Ayuntamiento, barroco en Santo Domingo o San Lorenzo, edificios modernistas como el Casino, la Diputación Provincial. Museos como el Arqueológico provincial.
Finalmente un paseo por el Parque para hallar esculturas de Coscolla o Ramón Acín, cuyas Pajaritas son el emblema de Huesca.

La ciudad de Huesca y su entorno ofrecen la posibilidad de descubrir desde este lugar privilegiado los aspectos históricos, culturales y paisajísticos y de naturaleza que caracterizan a esta gran comarca natural.

De forma radial, tomando como centro a la ciudad de Huesca, se puede disfrutar de itinerarios y rutas de gran belleza en toda la comarca:
pinturas rupestres, dólmenes, poblados íberos, restos de calzadas, acueductos y puentes romanos; fuentes, aljibes y todo un sistema de riegos de herencia árabe;

Retablo en Huesca de Damiant Forment

Las sierras, al norte, denotan su carácter de fortaleza natural y de dominio que ejercieron en los siglos X-XI, como frontera entre dos grandes reinos: cristianos al norte y musulmanes al sur. Restos de edificaciones, fortalezas, torres y castillos se pueden observar y visitar en las diferentes rutas.

Los pueblos muestran sus casas labriegas típicas de la comarca, los palacios señoriales mantienen sus escudos, decoraciones de piedra en puertas y ventanas, incluso edificios bien conservados de estilo renacentista aragonés.

También se han conservado las fiestas y romerías tradicionales, ritos ancestrales que perduran en la memoria histórica de los habitantes de estos pueblos, algunos de los cuales están casi tan escondidos como las ermitas y eremitorios construidos en cavidades naturales de la sierra, en parajes de gran valor paisajístico y natural, donde la propia montaña les otorga protección y solemnidad.

Sin duda destacan las iglesias románicas que podemos visitar, conservando todavía algunas de ellas pinturas en su interior.

Resulta interesante destacar la importancia que tiene todo este territorio como refugio natural de gran cantidad de animales y plantas.Resaltar la riqueza ornitológica que alberga, siendo límite norte de distribución en Europa de muchas especies esteparias (sisones, alcaravanes, alondras) y aves migratorias (abejarucos, collalbas...) y uno de los últimos refugios naturales de especies protegidas. Notoria es la concentración de aves rapaces, siendo fáciles de observar: buitres leonados, alimoches, diferentes tipos de águilas y rapaces menores, destacando la importancia de la presencia del quebrantahuesos. Provocar el interés por la flora, fauna, geología, historia, arte, tradiciones y leyendas es una forma de transmitir sensibilidad y respeto por el medio natural y humano que les presentamos.El objetivo, pasar unos buenos días en contacto directo disfrutando de la belleza de los enclaves y parajes de la ciudad de Huesca y su entorno.

Es fácil llegar a Huesca por carretera, tren o desde los aeropuertos de Zaragoza, Pamplona y Pau. Una vez en ella, la oferta de alojamientos es abundante y variada, con más de 1.200 plazas en hoteles y hostales de diversas categorías o un amplio "camping" donde reposar tras visitar los monumentos y otros atractivos de Huesca: realizar una excursión por cualquier zona del Alto Aragón o una escapada a Francia. Incluso acudir al Festival de Cine de Huesca

Fachada del teatro Olimpia



PATRIMONIO, QUE HACER, QUE VISITAR, QUE RECORRER:

Huesca Ciudad: Patrimonio descrito y fotografiado (el que esta a continuacion en mayusculas)

CATEDRAL Y MUSEO DIOCESANO
MURALLA DE HUESCA
SAN PEDRO EL VIEJO
PALACIO REAL
LOGO DEL AYUNTAMIENTO DE HUESCA
SANTUARIO DE SALAS
IGLESIA DE LA SANTA CRUZ
LAS MIGUELAS
SANTA MARÍA IN FORIS

Museo Arqueológico Provincial de Huesca: Capiteles de San Pedro el Viejo


CONOCE HUESCA (toda la ciudad fotografiada y explicada por barrios, por Manuel Tome)

Las sucesivas civilizaciones han edificado sobre las anteriores, de forma que encontramos todos los estilos. La Catedral (s. XIII-XVI) básicamente gótica, su portada con 14 grandes figuras (entre ellos San Lorenzo) y decenas de esculturas, tres naves y crucero, capillas, sacristía, pinturas, parte del coro, y el retablo del renacimiento de Forment en alabastro (reciente restauración). Junto a la Catedral, el Museo Diocesano y la popular "Parroquieta" albergan piezas y obras de gran valor, como retablos y murales de iglesias perdidas.

A escasa distancia, se encuentra el Convento de las Miguelas, estructura románica de transición al gótico, en el que todavía se pueden apreciar claramente los dos estilos.
Detalle del retablo de FormentEs obligado acudir a San Pedro "El Viejo" (s. XII), edificada sobre antiquísimos templos y maravilla románica en todos los aspectos, cuya joya principal es el claustro primorosamente restaurado. En San Pedro están enterrados reyes de Aragón.

Seguir el recorrido de la muralla, tomar una empinada calle o acercarse hasta Montearagón, supone volver a la época de los caballeros.

colina que acogió a los primeros pobladores, donde hallaremos el casco antiguo rodeado por antiguas murallas levantadas en lo que hoy es el Coso, la calle Costa y el Trasmuro, con primeras citas en el entorno de las plazas de la Catedral y Universidad.

En la Plaza de la Catedral, el Ayuntamiento (s XVI-XVII) brinda un acabado ejemplo de lo que es estilo renacentista aragonés. Conviene fijarse en su magnífico alero y galería, así como el patio y la escalinata. En el Palacio se conservan estancias, obras y muebles dignos de visita, como son: el salón de Justicia y el gran cuadro "La Campana de Huesca" (Casado del Alisal, s. XIX). Adosado al edificio,encontraremos el que fué Colegio Mayor de Santiago, donde destaca un impresionante escudo imperial.

El Museo, hereda espacios del inmediato y medieval Palacio Real y también de la Universidad (s. XVII), con su patio octogonal. Conserva restos arqueológicos, pinturas de varias épocas (especial atención a las obras de Goya y Bayeu), y también leyendas.

Plaza Mayor de la capital oscense



A los piés de la colina, otros edificios reclamarán nuestra atención. Una de las iglesias más queridas por todos los oscenses, es la Basílica de San Lorenzo, de estilo barroco (s. XVII), que acoge imágenes del Patrón e hijo de la ciudad, así como su busto y relicario de plata, y las pinturas de Jusepe Martinez. También las iglesias de Santo Domingo y San Martín, o San Vicente (La Compañía), Santa Teresa, Capuchinas, .... son de la misma época y en muchas de ellas abundan los importantes lienzos, así como unos retablos de especial interés artístico.

Pero Huesca no solo es arte y recuerdo histórico. La ciudad actual reúne atractivos que descubrir en cualquier calle o en el Parque de Miguel Servet, donde cada estanque, espacio, fuente y escultura es distinto, e invitan a relajarse y respirar.

La ciudad se brinda multitudinaria entre el 9 y el 15 de Agosto, cuando celebra sus Fiestas de San Lorenzo, que la transforman totalmente. El Cohete y cabalgata del día 9, los danzantes, de ancestral tradición, la procesión del 10 de Agosto y la Ofrenda en el cierre festivo, son inexcusables. Se programan decenas de actos alegres y bulliciosos, como la Feria Taurina.

Pero la fiesta no se puede contar; hay que vivirla con intensidad, de blanco y con pañuelo verde al cuello, el color de la albahaca.

Huesca también atrae en otras fechas, como San Vicente, Carnaval, Reyes, San Jorge o Semana Santa (cada una, con sus costumbres y celebraciones) o en sus actividades culturales y deportivas.

Un rincon con encanto de Huesca

Visitar la ciudad, permite disfrutar también de la gastronomía, en donde se alternan las especialidades propias y tradicionales. Los platos y productos altoaragoneses son cada vez más reconocidos. Se puede disfrutar de unas migas, sopas oscenses o de ajo, ensaladas, legumbres y verduras (cardo, borraja, ...), el pollo a lo chilindrón, la trucha, el bacalao ajoarriero, el ternasco asado, el cordero a la pastora, las chiretas y un amplio capítulo de embutidos y parientes próximos (morcillas, tortetas, ...) junto a una gran variedad de postres: melocotón con vino e incontables delicias reposteras (castañas de mazapán, colinetas, pastel ruso, ...).

Y los vinos del Somontano, vecina comarca que produce caldos propios y variedades foráneas.
Huesca también es nombrada por la diversidad que ofrece para el "tapeo" en numerosos locales. Junto a éstos, la ciudad plantea abundantes alternativas para cualquier momento del día: desde cafés a bares, incluyendo espectáculos en vivo o de discoteca.

Todas las comarcas y mancomunidades de la provincia de Huesca, destacan no solo por sus caracterķsticas de identidad, sino también por el esfuerzo que realizan para promocionar sus recursos turķsticos. Un ejemplo mįs, por lo peculiar, es el de la comarca de Los Monegros, en donde cinco camellos (Melchora, Gaspara, Baltasara, Tempranillo y Cucaracha), nos "trasladarin" al desierto del Sahara casi como si de un efecto mįgico se tratase. (ftes-textos ver links)

Licencia de Creative Commons Licencia Gnu Sosua