HUESCA

Datos del Pueblo

Gistain-Chistau

Pueblo

Gistaín - Chistau

Municipio

Gistain / Comarca: Sobrarbe

Provincia

Huesca

Comunidad

Aragon

Habt. / Ine 2005

155

 

Ayuntamiento

Dirección

Calle Mayor, s/n

Código postal

22367

Teléfono

974506074

Fax

974506081

Oficina Turismo

Contactar con telf. citado

Web Oficial

Gistaín Bello municipio alpino

Web de Interés

El Valle de Chistau

E-mail municipio

ayunt-gistain@terra.es
 

Gistain está situado en una ladera a los pies del Pico Igueda. Se sabe de su existencia en época visigoda, siendo en tiempos del Rey Recaredo (586-601) una de las cuatro Cecas de Aragón -asentamientos donde se fabricaba moneda-.

Chistén o Gistain ha sido tradicionalmente un pueblo de pastores pero ha tenido otras actividades económicas importantes como las minas de hierro (de las que las primeras referencias se remontan a principios del siglo XIV), la exportación de madera de sus bosques o el contrabando con Francia a través de los pasos de alta montaña (actividad que responde al concepto de un Pirineo sin fronteras y a la estrecha relación con los vecinos valles franceses).

Si echamos un vistazo desde lejos a esta localidad, veremos que destacan tres torreones defensivos, uno de ellos perteneciente a la Iglesia Parroquial y otro, sin duda el más notable, perteneciente a Casa Tardán.

Además de estas torres, en el conjunto poblacional se pueden observar los recios muros de las casas, los tejados empinados, y lo que más destaca, las molduras en sus ventanas y los escudos nobiliarios de las casas infanzonas. Destaca también, una fuente con inscripciones de la época medieval que está situada a la entrada del municipio.

Dominando una bonita panorámica del pueblo se halla la torre de la parroquial de San Vicente Mártir, levantada entre los siglos XVI y XVII y presentando una clara fisonomía defensiva.

GistaÍn tiene una forma de hablar muy peculiar –el xistabín-, podríamos decir que es de las pocas localidades que mantienen intacta su forma de comunicarse con una lengua que, entre comillas, la podríamos catalogar dentro de los dialectos tan variados de la “fabla aragonesa”.

La localidad ha conseguido conservar importante y valiosos elementos etnográficos, como es el caso de los denominados Carnavales de Aragón. De gran belleza es el paisaje de prados y bordas “Granjas” de Biadós y Tabernés en el alto valle del Cinqueta. Gistaín conserva los tradicionales carnavales en el mes de febrero. Celebra fiestas para San Pedro en el mes de junio, la fiesta mayor en San Joaquín y la romería de San Fabián en agosto. En la Ferrería se realizan exposiciones en verano y en breve se abrirán centros de interpretación en el antiguo “Molín” junto al río Cinqueta y en La Sarra. Otros servicios son el telecentro y la quesería

Gistaín ha sido, es y será un enclave perfecto para realizar múltiples excursiones por la zona. La cercanía con numerosos ibones, como el Urdiceto, en las proximidades de Punta Suelsa, o los de Millars o Leners, en el Macizo de Posets, se convierten en alguna de las opciones para los más experimentados. A ello hay que unirle el gran número de alternativas y excursiones mucho más accesibles para el gran público, visitando parajes inolvidables de naturaleza prácticamente virgen.

Gistaín cuenta, cada vez, con un mejorado servicio al visitante, ofreciendo un variado alojamiento en forma de pensión, viviendas de turismo rural, camping e, incluso, refugio.

El valle de Gistaín o en aragonés Bal de Chistau o Valle del Chistau o tambien Valle del Cinqueta es un valle pirenaico situado en la comarca oscense de Sobrarbe, y que se extiende por la parte alta del río Cinqueta. Al oeste, el puerto de la Cruz de Guardia comunica el valle con Bielsa; al norte, los puertos de Plan y de Pez, lo ponen en contacto con Francia. Finalmente, por el este, el puerto de Sagún, a 2.000 metros de altitud, conduce al valle de Benasque.

El valle se encuentra rodeado de cumbres de entre 2.000 y 3.000 metros de altitud, con abundantes ibones, como los de Millares, Barbarisa y Basa de la Mora. Praderas, bosques y riscos ocupan este territorio lleno de peculiaridades. Sus pueblos han conservado en buen estado la arquitectura pirenaica de montaña que tanto les caracteriza: estrechas y empinadas calles, casas de piedra, tejados de pizarra, puertas de madera con tejadillos también de pizarra que abren a patios empedrados, torres y ventanas labradas en las casas fuertes. Sus gentes, comparten hoy día la ganadería tradicional con el turismo rural y de montaña. (ftes ver links)

Licencia de Creative Commons Licencia Gnu Sosua